¿Qué es el kinetoscopio?

El kinetoscopio, llamado también cinetoscopio, era un dispositivo diseñado con cilindros rotativos que permitía proyectar animaciones muy cortas por las estrechas dimensiones del cilindro. El nombre fue el resultado de combinar las palabras griegas “kineto” (movimiento) y “scopos” (“ver”).

Este curioso invento es autoría de Thomas Alva Edison y William Dickson, a finales de la década de 1880, a partir de la versión del zoopraxiscopio de Eadweard Muybridge. Edison lo describía como la “máquina que podría hacer para los ojos aquello que el fonógrafo hace para los oídos”.

Si bien no era una idea novedosa, pues con anterioridad muchos inventores habían intentado presentar fotografías con movimiento, para crear vídeos animados a base de proyectar fotografías a mucha velocidad; lo que la hizo destacable en la historia cinematográfica fue el sistema giratorio de avanzada. Tenía la particularidad de transformar una pared en la ventana a la realidad en movimiento.
A pesar de lo grandioso de este aparato y de lo popular que se volvió en su época, no fue de total aceptación por el público y sucumbió frente al cinematógrafo, el cual fue presentado por los hermanos Lumiere. En consecuencia, no se masificó y cayó en el olvido. Sin embargo, el Kinetoscopio pasó a ser reconocido como el precursor del proyector cinematográfico actual.

¿Cómo funcionaba un kinetoscopio?

Estaba formado por una caja de madera vertical que a su vez contenía una serie de bobinas sobre las cuales corrían sólo 14 metros de película, en un bucle continuo. Consistía en la visión individual de bandas de imágenes.
La película se mantenía en movimiento giratorio continuo y que pasaba ante una lámpara eléctrica y por debajo de un cristal amplificador colocado en la parte superior de la caja. Entre esta lámpara y la película se encontraba un obturador de disco rotatorio, el cual estaba perforado con una abertura muy precisa, que iluminaba cada fotograma tan brevemente que congelaba el movimiento de la película, generándose unas 40 imágenes por segundo.

El kinetoscopio de Edison

Kinetoscopio y proyector. Semejanzas y diferencias

Ambos se asemejan por ser dos máquinas pioneras para proyectar películas con sistemas de movimiento modernos para su momento. Sin embargo, guardan diferencias entre sí, comenzando con el tamaño de los equipos, el primero se distinguía por ser grande, contrario al proyector. El uso de las lentes o cristal ampliador así como la película son elementos similares que inicialmente fueron necesarios para ambos.

Por su parte, el kinetoscopio fue el impulsor de equipos de avanzada como el proyector de video mapping 3D que usamos en Monsuton, éste último que pasó luego a rediseñarse en la nueva era digital.
Por otra parte, con el invento de Edison no se podían proyectar las imágenes en una pantalla externa, sino que se podía disfrutar de la película por el visor incorporado al equipo, muy parecido a un microscopio, por lo que era muy individualista. Ello no ocurría con el proyector que, desde sus inicios, permitía el disfrute masivo de la película a través de la proyección en pantallas.
Asimismo, el cinematógrafo o proyector ha permitido la filmación y reproducción de las imágenes, lo cual no era posible con el kinetoscopio el cual fue diseñado solo para reproducir imágenes con movimiento.