Efectos visuales ¿Qué son?

Actualmente la industria del cine dispone de capacidades tecnológicas que eran impensables hace tan solo 25 años. Es por ello que cada vez son más los directores qué deciden sacar todo el partido a los recursos técnicos disponibles para nutrir visualmente su historia.

Los efectos visuales, la postproducción y los trucos en el cine han existido desde siempre, pero la evolución de la tecnología ha llevado los retoques y los efectos de las películas a un punto en el qué nos cuesta distinguir lo virtual y lo real.

En el cine siempre se han usado los efectos especiales o visuales. Y estos, por primarios que puedan parecernos ahora, impresionaba de igual manera que lo hacen las películas modernas con el público actual. Al principio en el cine se utilizaban escenarios pintados, miniaturas, stop motion y otras técnicas rudimentarias para poder recrear escenarios que solo existían en la imaginación de los autores.

Películas como ‘El viaje a la Luna’ de Georges Méliès (1902), ‘Jasón y los Argonautas’ (1963) o ‘Star Wars’ (1977) marcaron un antes y un después en el uso de efectos visuales cómo las marionetas, los escenarios buen uso de animaciones digitales. Otro punto relevante de la historia de los efectos visuales en el cine es ‘Terminator 2: Judgment Day’ (1990) y ‘Jurassic Park’ (1993).

Al final de la década de los 90 la integración de los escenarios digitales y los efectos visuales ya era total, llegando a encontrar metrajes con más de un 70% de escenas retocadas digitalmente en producción.

Cabe mencionar ‘El Señor de los Anillos’ (2001-2003) y Avatar (2009).

Efectos visuales o VFX ¿qué son?

Desde los inicios del cine, la afición ha tratado de encontrar la forma de engañar al espectador y trasladarlo a un mundo imaginario que solo era posible recrear mediante decorados o cambios de perspectiva. Esto es lo que entendíamos como efectos visuales y que son el origen de los VFX de hoy.

Las siglas VFX hacen referencia en inglés a los efectos visuales, que no es otra cosa que la creación y manipulación de imágenes que se han grabado. Es decir son los efectos y ajustes que se crean en postproducción sobre las escenas grabadas.

Tipos de efectos visuales

Tipos de efectos visuales

Podemos pensar qué son web para efectos visuales están solo accesible para películas de alto presupuesto, y en parte es cierto. Pero gracias hala animación por ordenador los programas que permiten generar imágenes y modificar vídeos y audio, cada vez son más las producciones pequeñas que pueden contar con diferentes efectos visuales en sus planos.

Modelado 3d

La aplicación de modelado en tres dimensiones y su animación digital tiene su origen en los años 70, conscientes de las posibilidades que ofrecía al cine la capacidad de generar una imagen y poder moverla el antojo del director, se puede desarrollar poco a poco hasta convertirse en una industria cinematográfica en sí misma.

Matte Painting

Es una técnica avanzada que se emplea para generar espacios inexistentes e integrarlos en una escena ya grabada, creando así escenarios complejos que envuelven la acción de los personajes.

En las primeras películas se empleaban cristales superpuestos con las diferentes partes de un fondo pintado a mano. Hoy en día todo se hace de forma digital, ya que gracias al software de retoque y manipulación de imágenes del que disponemos actualmente, podemos integrar imágenes, vídeos, y elementos en tres dimensiones para crear una composición que se integra perfectamente en perspectiva, luz ambiente y movimientos de cámara.

El matte painting es una técnica qué combina a la perfección varias técnicas diferentes, desde la fotografía (iluminación, contrastes, planos) a la ilustración.

Live action

Conocemos como live action, la técnica cinematográfica que usa actores reales para dar vida a personajes animados. Es cada vez más frecuente y se ha convertido en una especie de subgénero del cine de animación.

Por poner un ejemplo, una película que tradicionalmente ha sido realizada por dibujos animados es llevada a la gran pantalla, interpretada por actores, de los que se toman sus movimientos, expresiones corporales y gestualidad facial, para aplicarlos sobre un modelo 3d del personaje en cuestión. El resultado es sublime y otorga de una credibilidad hasta ahora nunca vista al cine de animación.

En los últimos años se están haciendo muchas versiones live action de películas tradicionales de la animación 2d, en la que los personajes que una vez vimos como dibujo animado, cobran vida con expresiones y gestualidad propia de los actores que las interpretan.

Animación digital

Imprescindible casi en cualquier película moderna, pero no solo en largometrajes, series como Juego de Tronos han invertido gran parte de su presupuesto en animación digital como parte fundamental del desarrollo de la historia.

Si no fuera por los medios actuales, sería impensable poder recurrir a este tipo de escenas, en las que criaturas mágicas y personajes de Ciencia Ficción, actúan delante de nosotros como si hubieran sido rodados plano a plano.

Además, hay todo un género de cine de animación, que podemos considerar una industria cinematográfica propia. Películas de animación que llenan las salas de todo el mundo, cuentan las historias y aventuras de personajes puramente animados con ordenador, en entornos digitales y que permiten llevar la trama a escenarios donde nunca antes hubiera sido posible.

El cine de animación no es simplemente aplicar texturas o efectos naturales, es crear vida con un ordenador. Pese a que al pricipio se consideraba un género infantil (digno sucesor de los dibujos animados) el cine de animación tiene un público fiel que cuenta con un rango muy amplio de edades. También hay cine animado para adultos, con historias para adultos y que se alejan de la idea preconcebida de películas de animación con entrañables personajes y situaciones más aptas para un público infantil.

Es tal el nivel de realismo en la actualidad, que incluso podemos ver series, largometrajes y hasta conciertos de grupos que no existen realmente, si no que son el producto de una animación digital.

Morphing

El morphing es un efecto que consiste en tomar la imagen de una persona o de un objeto real para transformarlo en otra persona o en otro objeto. Es muy utilizada en el cine, por ejemplo, para dar sensación de “transformación” y es un recurso muy utilizado en películas de terror y fantásticas. ¿Quién no ha visto a un hombre lobo pasar de su condición humana a bestia salvaje en un par de frames?

El procedimiento técnico es más complejo de lo que puede parecer, primero se rueda cada uno de los elementos que participan en esa transformación, por un lado, el elemento de origen y por otro lado al final. Mediante la digitalización de los elementos, se tratan esas imágenes para establecer puntos comunes entre el primero y el segundo. Después el propio software junto con las configuraciones que los técnicos van aplicando crea las imágenes y elementos intermedios de esta transformación.

Etalonaje

Etalonaje es el proceso que se lleva a cabo en construcción con el cual se consigue corregir el color de todos los planos y hacer que tengan una presencia adecuada y uniforme a lo largo del film.

Estos ajustes se realizan en varias fases, una primera etapa dónde se llevan a cabo correcciones básicas como la luz o el contraste entre planos. Un segundo punto en el que estas correcciones son más específicas y se centran en ajustar colores concretos. Y una tercera etapa en la que se aplican filtros y efectos necesarios para enfatizar el ambiente o dar un aspecto adecuado con las exigencias narrativas de cada toma.

Captura de movimiento

Esta es una de las técnicas más recientes que se utilizan en el cine moderno, también conocida como Mocap (del inglés mothion capture) consiste en grabar el movimiento de actores reales y trasladarlo a modelos digitales.

La captura de movimiento es un efecto visual pasado en las técnicas de fotogrametría, y se emplea principalmente en el cine de fantasía (aunque también en videojuegos o con fines médicos).

Mediante marcadores qué sé pegan por todo el cuerpo del actor, se graba un seguimiento de dónde se colocan estas marcas cuando el actor se mueve, una vez tienen este movimiento grabado lo reproducen en el modelo en 3D.

Macht Moving

Otra de las técnicas de efectos visuales imprescindible en el cine actual es la denominada Match Moving, que permite insertar elementos creados digitalmente con la posición y escala correcta. Acorde al movimiento de los objetos que están ya presentes en la grabación.

Una de las funciones del match moving es la de rastrear el movimiento de la cámara real para poder reproducirlo en el entorno digital y que ambos sean idénticos.

Otros efectos digitales (CGI)

Efectos visuales en 3d

CGI son las siglas de Computer Generater Imagery, o lo que es lo mismo imágenes generadas por ordenador.

En el cine, la aplicación del CGI es fundamental, es de hecho la técnica de efectos visuales más empleada, ya que permite que la ficción parezca real.

El software de VFX

Hay muchos programas de VFX, vamos a ver por encima algunos de ellos.

  • Hitfilm: editor de video centrado en los efectos visuales, soporta importación de modelos 3d.
  • Motion: es una poderosa herramienta de gráficos en movimiento, permite trabajar efectos y transiciones 3d y en 360.
  • After Effects: quizás uno de los programas más potentes del mercado (también de los más complejos) y por eso es de las más usadas, tanto en cine como en televisión. Especialmente diseñada para crear mothion graphics.
  • Autodesk: Permite trabajar cualquier tipo de composición visual, ya que es una de las herramientas más utilizadas en la industria. Tanto para generar animaciones, como para integrar vídeo con modelos 3d o hacer todo tipo de efectos visuales.
  • Fusión: es sin duda la herramienta más profesional, y por ello la más empleada dentro del mundo de los efectos visuales. Es capaz de manejar cientos o incluso miles de efectos y elementos, tanto en dos dimensiones como en tres. Permite combinar todo tipo de elementos para crear escenas sorprendentes.

Diferencias entre Efectos Especiales (FX) y Efectos Visuales (VFX)

Software VFX efectos visuales en el cine

Es habitual confundir ambos términos, sobre todo fuera del ámbito audiovisual dónde podemos encontrar revistas, programas de radio o televisión y reportajes utiliza en uno y otro termino de forma ambigua.

Efectos especiales (FX)

Son aquellos que se realizan antes y durante el rodaje de la película. Este conjunto de técnicas se emplea tanto en el cine como en la televisión, incluso en opera, teatro o conciertos.

Las diferentes técnicas que engloban el FX son:

Maquillaje y caracterización: a otra vez de materiales cómo late la silicona la pintura crean los caracteres especiales te definen a los personajes que lo necesitan (una cicatriz, cuernos, colmillos…).

Animatronics: Las marionetas que se empleaban ya en sus inicios, solo que con la tecnología actual. Sirven para poder interactuar con aquellos personajes que no existen (dinosaurios, aliens y otros seres fantásticos).

Pirotecnia: Todo tipo de explosiones, destrucción de vehículos y de mobiliario, también entran en este apartado muchas de las condiciones atmosféricas extremas.

Escenarios: Toda la escenografía que se construye a propósito porque una escena o la película en general lo requiere (edificios, estaciones de autobús, trenes…)

Efectos visuales (VFX)

Todo lo que se realiza una vez grabada la cinta, es decir, se añade en el proceso de posproducción. Es una técnica que ha ido evolucionando con los años, al principio, sólo se añaden algunos detalles, pero con el avance de la tecnología se han terminado creando escenas completas.

Efectos ópticos

Entendemos como efecto o ilusión óptica aquellas que nos llevan a percibir una realidad engañando a nuestro cerebro.

En muchas ocasiones, sobre todo en la primera etapa del cine, se empleaban ilusiones ópticas para hacer creer al público que sobre la pantalla estaba ocurriendo algo que realmente es imposible. Por ejemplo, cambios de plano en los que los personajes parecen mucho más grandes o más pequeños, o el movimiento de maquetas de no más de 50 cm que, colocadas a cierta distancia de la cámara hacían ver al espectador un gigantesco monstruo que se aproxima por el horizonte.