Diferencias entre remake y reboot

Desde hace poco tiempo, estamos percibiendo como cada vez más el cine y la televisión traen a la pantalla historias que habían sido expuestas al público hace años atrás. Ya no como una segunda o tercera parte, sino como nuevas versiones.

Existe una fuerte tendencia por rememorizar de alguna forma esas grandes obras de arte, más aún si se trata de historias románticas o superhéroes. Sin embargo, a veces se comienza de cero o simplemente se refresca la trama, y es allí donde comenzamos a hablar indistintamente del remake y reboot, pero en realidad, existe una gran diferencia en su contenido y en el resultado que se logra con estos procesos.

Remake y Reboot, diferencias

Esta terminología es muy conocida en el arte cinematográfico, aunque son recursos que también se usan en  la televisión, sea para series o para novelas. Usualmente como espectadores empleamos estas palabras sin distinción alguna o solo desconocemos la existencia de estos métodos, y es por ello que resulta importante conocer la diferencia entre ambos.

En principio, se debe tener en cuenta que los dos conceptos se sustentan en historias que fueron proyectadas en épocas pasadas y que, en muchos casos, fueron gratamente recibidas por el espectador dejando una huella en el mundo del cine o la televisión. No obstante, comienzan a diferenciarse cuando estas historias se alejan o no de la original.

Remake o adaptación de películas

Qué es un remake

Es la historia que ha sido filmada o grabada, pero de manera fiel y exacta al film o guión original o al menos muy similar, especialmente en cuanto a pautas, tiempos y a las características de los personajes principales.

En muchos casos estas adaptaciones se hacen cuando la historia ha sido mundialmente reconocida, fue muy exitosa para el momento, o se mantiene con los años en los gustos del aficionado.

En la mayoría de los casos, por cuanto ha transcurrido mucho tiempo, el equipo de trabajo ya no es el mismo que en la versión anterior, sin embargo, no sorprenda que puedan mantenerse algunos de ellos como es el caso del Director.

En todo caso, surgen algunos cambios que logran mejorarse o adaptarse a la nueva tecnología, como los escenarios, efectos visuales o de sonido, canciones, entre otros, pero siempre manteniendo la esencia de la trama original. Lo que en definitiva se hace es modernizar la historia ya contada.

Ejemplos

Para el caso de los remakes se suelen comprar los derechos de autor y demás permisos de la trama, como es el caso de la telenovela colombiana “Yo soy, Betty la fea” que tuvo su remake en 23 países distintos, como España y Estados Unidos, o de series como “The Office” y “House of Cards”.

Por su parte, hay ejemplos muy conocidos con las películas, especialmente en el caso de superhéroes e historias animadas, y de acción, como “James Bond”, por nombrar solo una muy conocida.

En los videojuegos se está acogiendo también el ramake, como por ejemplo el muy conocido juego de Super Mario 64 para Nintendo DS. En este caso la estrategia de Nintendo fue aprovechar para cambiar algunos elementos, agregando nuevas aplicaciones o contenido como minijuegos.

Estos artículos también te gustarán:

¿Qué es un reboot?

Qué es un reboot

Esta técnica no mantiene la exactitud de la película, novela o saga original sino que trata de una versión propia. Se mantienen elementos que distinguieron a la primera filmación o a las anteriores, pues en algunos casos han tenido varias versiones, pero con signos distintivos que le dan un nuevo toque a esa nueva adaptación. A veces se define de manera peyorativa como “refrito”, pero es simplemente un relanzamiento o un reinicio.

Es un término que nació hace muy poco tiempo. Lo que se pretende es borrar o anular de la memoria la historia antes contada, o dejándola como irrelevante para la nueva generación.

Es decir, se puede modificar la película cambiando de drama a acción, e incluso incluirle nuevos personajes o prescindir de algunos, como también agregarle otras experiencias o tramas, pero siempre manteniendo la premisa de la historia que hace tiempo atrás fue proyectada o televisada.

Ejemplos

Existen muchos casos de reboot para películas, como “Godzilla” “La Momia”, “Star Trek” “El Planeta de los Simios”, “Los 4 fantásticos” o la recientemente proyectada “A star is born”, entre muchas otros.

Igualmente la popularidad de esta modalidad está arropando a los videojuegos, y es más, pueden encontrarse películas o series que nacieron como juegos digitales, como “Pucca” o “Angry Birds”.

Estos casos procuran actualizar las versiones originales no solo en lo tecnológico, sino incluso en lo social, moral, cultural, intentando atraer a un nuevo público o grupo, o a mucho más del que originalmente disfrutó de la historia anterior. Ello, básicamente ha ocurrido al incorporar al reparto de actores, por ejemplo, a más latinos o a mujeres, a los roles principales.

En definitiva, la decisión de hacer un remake o un reboot dependerá mucho de las intenciones del director y de los productores y sobre el público al cual se quieren dirigir, o simplemente del impacto que quieren lograr.