Películas con Stop Motion

Cuando nos atrapa alguna producción cinematográfica animada, es inevitable preguntarnos cuánto trabajo implicó la realización de esa animación. En especial, cuando identificamos que la animación se realizó con una de las técnicas más antiguas para darle vida a los objetos. Y es que debemos tener en cuenta que no siempre se realizaron animaciones a través de computadoras. En este artículo presentaremos una técnica que si bien es de vieja data, específicamente de principios del siglo XX, aún nos encanta ver su magia en acción.

¿Qué es la técnica Stop Motion o animación en volumen?

Se le llama así a toda animación que no es un dibujo animado ni es creada de forma computarizada. Por el contrario, se utiliza para producir movimientos animados a objetos que existen en la realidad.
Lo que conocemos con el nombre de Stop Motion, es una técnica que busca aparentar el movimiento de objetos estáticos, a través de una sucesión de imágenes fotografiadas. En otras palabras, el movimiento del objeto estático se va construyendo, fotograma a fotograma, manipulando el objeto entre tomas con nuestras propias manos. Se puede aplicar a juguetes, muñecos articulados, objetos rígidos o personajes hechos de plastilina.

La idea es que cada fotografía que se toma, tiene un pequeño cambio, que a medida que se suceden las fotos van a simular el movimiento. Para lograr una animación más realista las modificaciones entre tomas deben ser sutiles, es decir entre más pequeña sea la modificación parecerá más realista el movimiento. Otro aspecto importante de esta técnica es que una vez que se avanza no hay retroceso.
Es una técnica que implica muchísimo trabajo, paciencia y tiempo, ya que se debe fotografiar cada movimiento hasta 24 veces, esto se debe a que con 24 fotogramas por segundo, el movimiento se verá natural sin que evidencie manipulación alguna.

¿Cómo se hace el Stop Motion?

No hay un manual establecido para lograr esta forma de animación. Cada autor busca adecuarla al objetivo que persigue con su obra. Por estas razones, existen diversos métodos y variantes.
Lo esencial es aparentar el movimiento de los objetos capturando fotogramas. Cada fotograma toma un ligero cambio en la posición del objeto, debiendo orientar el objeto en una dirección en relación al cambio de posición y fotograma anteriores, en este sentido, se debe cuidar, la mayor continuidad lógica del movimiento que se quiere conseguir. Después, al reproducir los fotogramas, de forma consecutiva, la proyección en pantalla crea la ilusión de que el objeto se mueve por sí mismo.

Otros artículos que hemos publicado y te pueden interesar:

 

¿Qué debemos tener en cuenta para realizar una animación así?

Ideas para hacer stop motion

Si bien es una técnica utilizada para la realización de películas y proyectos audiovisuales ambiciosos, no quiere decir que esté fuera de nuestro alcance realizarla. Si queremos adentrarnos a este fascinante mundo, podemos tener a nuestro alcance las herramientas para hacer nuestro proyecto. Por ello, dejamos algunas recomendaciones a seguir:

  • Cada foto tiene que tener una ligera modificación para crear el movimiento, y cuanto más pequeña sea esa modificación, más realista será la animación.
  • Es una forma progresiva de rodaje, es decir, no se puede dar marcha atrás. Si cometemos un error, tendremos que empezar de nuevo. De manera que, debemos ser muy cuidadosos con absolutamente todo, iluminación, colocación de cámaras y por supuesto los movimientos de los objetos. Tener que empezar de cero nos hará perder tiempo de trabajo. Trasladando esto a producciones de cine y televisión, se perderá también mucho dinero.
  • A su vez, la cámara debe encontrarse estabilizada evitando vibraciones que distraigan la atención del espectador. Si nos arriesgaremos a realizar movimientos con la misma, deben ser planteados con antelación y utilizar los instrumentos adecuados para el desplazamiento de los equipos.

Evidentemente, deberemos acompañar todo este esfuerzo con los programas de edición que nos permitan establecer la velocidad, frecuencia y demás aspectos necesarios para lograr la animación. Si lo queremos hacer a modo de pasatiempo o para explorar esta técnica, podemos hallar varios programas fáciles de usar para ayudarnos con este proyecto.

Programas para hacer Stop Motion

En el mercado, existen programas especializados para realizar esta animación, dentro de los más destacados podemos encontrar:

  • Jelly Cam: es una herramienta fácil de utilizar, para realizar stop motion muy básico.
  • Stop frame animator: es un programa simple, para arrastrar las imágenes, editarlas, cortar y exportar. Muy utilizada por los principiantes de esta modalidad de animación.
  • Movie Maker: se puede realizar un pequeño stop motion, utilizando las herramientas de unir, filtros y exportar.

 

Stop Motion con plastilina

Variantes o tipos de stop motion

Dentro de ésta conseguiremos variantes que cada realizador tomará, dependiendo del resultado que esté persiguiendo. Algunas de estas variantes son:

  • Pixilación: los objetos animados son personas y objetos cotidianos. Estos objetos y personas son fotografiados repetidas veces, y desplazados ligeramente entre cada fotografía.
  • Go motion: busca imitar el desenfoque de movimiento que un objeto en movimiento adquiere en cada fotograma después de que la cámara lo haya filmado. El animador mueve o sacude un poco el modelo para que cada fotograma obtenido incluya ese mismo efecto de desenfoque de movimiento. El resultado es una animación más fluida y el movimiento parece más real.
  • Clay animation: esta es una de las variantes más populares. Consiste en la animación con masas o muñecos maleables hechos con arcilla o plastilina o masilla. Con esto se facilita la modificación de expresiones y movimientos de los personajes, al no tener una estructura sólida.
  • Puppet animation: es animación cuadro a cuadro de figuras tridimensionales articulados, recubiertos de distintos materiales.
  • Puppetoon: considerada una subtécnica de puppet animation, que utiliza la sustitución de figuras fijas no articuladas.
  • Cutout: en esta variante, los objetos a ser animados son recortes de papel, cartón, o muñecos planos articulados. Hoy en día, es mayormente realizada con medios digitales y para fines publicitarios.
  • Sustitución: consiste en el reemplazo constante de objetos, los cuales tienen una ligera diferencia de tamaño, forma, color para simular un cambio o movimiento.